Nuevo cambio de bañera por un plato de ducha de resina en la ciudad de Paterna, Valencia. En esta ocasión los clientes querían mejorar su accesibilidad, así de esta forma poder entrar bien a la zona de la ducha y poder bañarse sin barreras y sin complicaciones, ya que las bañeras con el paso del tiempo y la edad llegan a molestar a las personas, complicando el mejor momento del día que suele ser la ducha.

En este caso se aprovechó también para cambiar las tuberías tanto de suministro de agua para el conjunto de ducha como el desagüe, así se evita que aparezcan problemas a largo plazo, ya que el mejor consejo que nos pueden dar es el de más vale prevenir que curar. Las tuberías se acaban deteriorando a lo largo de los años, tanto la del desagüe por culpa de los pelos y los restos de suciedad que llevamos en el cuerpo como las de la alimentación del agua por el tema de la cal y los residuos que contiene el agua y acaban dañando la propia tubería.

En primer lugar lo que se hizo en este trabajo fue retirar la zona de azulejos de la bañera y posteriormente retirar la bañera, luego se aplico un tratamiento para evitar la humedad y se saneó la zona de la ducha para que no haya ningún problema con la aplicación de los nuevos azulejos, ya que es muy importante esta tarea para evitar problemas en el futuro.

`Posteriormente se ajusta la válvula junto con la nueva tubería, es importante que la tubería vaya lo más directa posible, en el caso de que haya pendiente, esta tiene que tener un en torno a un 10% para que el agua evacue lo mejor posible y no tener problemas de evacuación de agua.

Después se realiza la base de mortero que tiene que estar bien nivelada junto con el hueco de la válvula para que no haya problemas hay que ajustar bien la válvula y dejar el mínimo hueco posible, ya que, algunos platos de ducha de resina de determinados fabricantes suelen agrietar o romper por la zona del desagüe, al tener poco espesor e incorporarse sobre el plato y no estar macizo.

En este paso es importante que la base seque bien, es decir, esperar a que esté perfecta para incorporar después el plato de ducha, ya que sino se hace así, es posible que el plato desnivele la base y acabe dando problemas de caída y evacuación de agua hacia el sifón o válvula.

Una vez ya está la base seca, el tratamiento anti humedad aplicado, las tuberías cambiadas y las paredes saneadas, llega el momento de incorporar el plato de ducha, para ello es fundamental, comprobar que la base está a nivel y que la válvula funciona perfectamente. Este momento es crucial porque así si hay algún problema se puede solucionar al momento, sino luego con el plato incorporado y la mampara es más complejo solucionarlo.

Una vez puesto el plato se realiza el chapado de la zona de la bañera hasta llegar a la zona antigua, una vez está el trabajo realizado solo nos queda incorporar la mampara y poner rejunte en los azulejos para que visualmente quede perfecto y no se vea ningún agujero que pueda penetrar el agua hacia la pared.

Finalmente se limpia bien todo el cuarto de baño para que los usuarios puedan encontrarlo como el primer día y que no les haya molestado lo más mínimo la reforma.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar