Vota este artículo

Uno de los grandes problemas con los platos que nos estamos encontrando últimamente tanto en el blog de ASEALIA como en el nuestro es que muchos platos de ducha de resina y carga mineral están mal instalados. El motivo de este problema se debe a que antiguamente los albañiles ponían los platos con 3 o 4 pegotes de masilla o incluso sobre cuatro ladrillos, esta ha ocasionado que los primeros platos de ducha de resina que se instalaron se hacían como antiguamente y con el paso del tiempo al tener una base hueca ha hecho que el plato se acabe agrietando e incluso llegue a romperse con el paso del tiempo.

Los usuarios nada más ven una raja en el plato de ducha, lo primero que hacen es comunicar a la tienda donde lo han comprado que se les ha rajado y la tienda le traslada al fabricante la reclamación. El kit de la cuestión está en comprobar si el plato está hueco o está firme, si está hueco, el problema es de la instalación, por lo tanto, no se ha hecho bien la instalación y se tiene que reclamar al albañil. Si el plato está firme y tiene una base bien hecha la culpa es del fabricante, no debería porque rajarse ni realizarse ninguna grieta. Si está en periodo de garantía el mismo fabricante tendría que cubrir el cambio del producto, lo que no suelen cubrir es la reparación de la obra del cambio de plato de ducha. Por lo tanto, a la hora de cambiar tu bañera por un plato de ducha, es importante en primer lugar comprar un buen plato de ducha de resina, de un fabricante que aporte notoriedad, confianza y garantía del producto pero además que lo instale un profesional que sepa hacerlo correctamente.

Si tuvierais el problema que se os ha rajado el plato hecho con resinas o cargas minerales en poco tiempo o incluso se ha partido, existen dos soluciones, una que es la correcta que consiste en quitar el plato de ducha, sanear bien la zona, hacer una capa firme de mortero sobre la que descanse el plato dejando solo el hueco de la válvula y posteriormente pegar el plato con sika. La otra solución que no es la correcta pero funciona temporalmente consistiría en quitar la válvula de ducha, introducir espuma de poliuretano expansiva para rellenar los huecos que hayan quedado y reparar la grieta por arriba del plato de ducha con un kit reparador. Finalmente se le aplica un tratamiento de gel coat o acrílico y se queda bastante bien. Aunque esta solución no es la correcta pero si que es más económica y temporal.

grieta en plato de ducha de resina
Grieta de plato de ducha con el suelo hueco.

Si quieres comprobar si tu plato de ducha está bien instalado o colocado antes de que salga alguna grieta te facilitamos un vídeo en el que lo explicamos de forma muy sencilla. Si quieres comprobar si tu plato de ducha está bien instalado o colocado antes de que salga alguna grieta te facilitamos un vídeo en el que lo explicamos de forma muy sencilla.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.