reformar un baño pequeño

Aspectos a tener en cuenta al reformar un baño pequeño

A la hora de reformar un baño pequeño con ducha cada detalle cuenta, cada elemento del baño, como está colocado, su color y forma influirá directamente en su aspecto, creando mayor sensación de amplitud.

Para aprovechar al máximo su espacio y sacarle mayor partido, además sin perder estilo, debemos tener en cuenta los siguientes aspectos:

¿Dónde debemos colocar la ducha al reformar un baño pequeño?

La ducha será la protagonista de nuestro baño pequeño, elegir donde irá colocada es clave y es que jugar con poco espacio disponible no es nada fácil, sin embargo todo es posible.

Podemos tener un baño pequeño sin renunciar a una buena ducha y lo principal de esto es donde colocaremos la ducha en la reforma.

Hoy en día los platos de resina blancos son planos, ocupan poco espacio y dan mayor sensación de amplitud.

Tomaremos medidas de nuestra ducha y elegiremos un plato lo más minimalista posible y además en colores claros, creando sensación de amplitud en la ducha.

La mampara debe ser acorde al plato, puede ser corredera o un fijo, dependiendo del espacio que tengamos, siendo ambas muy buenas opciones.

Donde colocar la ducha es clave, eligiendo si va al fondo de la pared una ducha más alargada o es cuadrada, pero, siempre teniendo en cuenta lo anterior.

La finalidad de la reforma es ganar espacio, para ello utilizaremos espacios abiertos, por ejemplo con una mampara transparente.

Colores y texturas

El azulejo es otro de los puntos clave con el que triunfar al reformar un baño pequeño, jugaremos con tonos claros, con alguna decoración o detalle, siempre lo más minimalista posible.

A poder ser mejor elegir azulejos de mayor tamaño, ya que darán sensación de que el baño es mucho más grande, las paredes más largas y amplias.

Los colores oscuros tienden a minimizar las zonas, por lo que siempre tonos claros, darán luz, sensación de amplitud y quedarán genial.

Olvídate de azulejos con dibujos grandes, muy recargados o apagados, los pequeños detalles son lo que más estilo y elegancia darán a nuestro baño.

Mueble de baño

Hoy en día podemos encontrar todo tipo de muebles de fondo reducido, son una opción buenísima para este tipo de baños, ocupando el mínimo espacio posible.

El mueble puede ser también colgado, sin patas, siendo también lo más minimalista posible, de esta forma quedará discreto y realzará el estilo que hayamos elegido.

Los lavabos de colgar o muebles reducidos, encimeras, las posibilidades son muchas, así que elige según tu estilo y personalidad.

Los accesorios clave al reformar un baño pequeño

Por último es el turno de los accesorios, tras la reforma serán los encargados de darle el toque final en lo que a estilo, glamour y elegancia se refiere.

Los sanitarios a poder ser suspendidos, ya que al ser más pequeños y estar colgados dan sensación de amplitud.

El espejo debe ser redondo preferiblemente, con luz o cuadrado, pero, siempre con luz.

Los toalleros también deben ser lo más simples posible, algunos muebles los llevan incorporados en el lateral, ganando todavía más espacio.

Ahora que ya sabes como elegir el equipamiento a la hora de reformar un baño pequeño toca ponernos manos a la obra, ¿sigues teniendo dudas?, contacta con nosotros y te ayudaremos.


colocar un plato de ducha de resina 

Colocar un plato de ducha de resina, consejos y que tener cuenta

Colocar un plato de ducha de resina es súper fácil, siempre que tengamos experiencia o seamos profesionales, de lo contrario no está de más contar con ayuda para su instalación.

Los platos de ducha de resina son ligeros, manejables y sobre todo pueden cortarse a una medida en concreto, pudiendo adaptarse perfectamente a cualquier tamaño o forma de ducha.

Se trata de un material muy resistente, incluso a arañazos y que a diferencia del clásico cerámico puede repararse, dejando el plato prácticamente como nuevo.

Su limpieza es muy fácil de realizar y lo mejor de todo es el buen resultado además de su apariencia moderna, elegante y muy discreta.

Podemos encontrar este tipo de platos en infinidad de colores, texturas y formas, a continuación os aconsejaremos sobre su instalación.

colocar un plato de ducha de resina

Si no tenemos experiencia, ni somos profesionales, a la hora de colocar el plato de ducha debemos tener en cuenta los siguientes aspectos:

  1. Toma medidas

Lo primero que debemos hacer es tomar correctamente las medidas de ancho, longitud, altura del lugar donde colocaremos el plato de ducha.

Nos aseguraremos de que quede suficiente espacio de paso posteriormente cuando la mampara sea colocada.

Las medidas son clave a la hora de comprar y elegir el plato de ducha.

  1. Aplana bien la superficie

Si la superficie donde vamos a colocar el plato está rugosa o tiene imperfecciones puede que el plato no quede bien fijado al suelo.

Lo que podría provocar problemas de escape de agua, entre otros.

Es importantísimo que la superficie de nuestro plato sea lisa y no tenga cemento, ni salientes, lisa y plana.

También debemos asegurarnos que la base está seca, evitando así problemas tras su colocación.

  1. Colocación del plato

Una vez aplanada y seca la superficie donde colocar el plato debemos de colocarlo sobre la misma y aplicar la masilla o fijador correspondiente.

También colocaremos el desagüe en su sitio junto a la tubería, coincidiendo.

Cuando el plato está colocado y fijado a la superficie lo siguiente será realizar el sellado de las juntas, evitando que el agua salga de nuestra ducha.

Lo ideal es dejarlo secar el mayor tiempo posible.

Una vez el plato está colocado ya podemos elegir y colocar nuestra mampara de ducha, que evitará todavía más que el agua salga de la ducha.

¿Ya sabes cómo colocar un plato de ducha de resina?

Los platos de resina son mucho más fáciles de colocar, además de ser más manejables que otro tipo o material.

Se trata de un tipo de plato cada vez más utilizado en los hogares, por su simplicidad, facilidad de limpieza y excelente resultado.

¿Te animas a cambiar tu bañera o plato de ducha viejo por uno nuevo de resina?, no te arrepentirás, además es una opción mucho más económica en comparación a otros materiales.

Si necesitas ayuda para su colocación en Asealia son profesionales con gran experiencia en instalación y venta de platos de ducha,  ahorra tiempo y dinero en su instalación.


instalar un mueble de baño

Consejos para elegir e instalar un mueble de baño

A la hora de elegir o instalar un mueble de baño es importante tener mucho cuidado, ya que una mala colocación podría acabar dañando el mueble.

Los muebles de baño son sin duda alguna los protagonistas de nuestro aseo, dando un toque de diseño y mejorando su aspecto, además de tener una gran utilidad.

Elegir correctamente el mueble de baño no es una tarea fácil, actualmente existen infinidad de modelos, con patas o sin patas, con uno o tres cajones y en muchos colores y texturas.

Para que nuestra elección sea un éxito, os damos una serie de recomendaciones que nos serán de gran ayuda al elegir el mueble para nuestro baño, toma nota de cada una de ellas:

Consejos para elegir un mueble de baño

La medida del mueble

Lo primero será tomar medidas del espacio que tenemos disponible para nuestro mueble, de ahí dependerá que sea de una medida u otra.

Para tomar las medidas correctamente debemos tener en cuenta:

  • Ancho del mueble, puede ser dependiendo del modelo de 60, 70, 80, 90, 100, 120 y hasta 140 cm, hay de espacio reducido, midiendo menos de 50 cm.
  • Altura, de ello depende si lleva patas, va colgado o en suelo.
  • Profundidad del mueble, normalmente suele ser de entre 45 y 46 cm, a no ser que sea un mueble de fondo reducido.

¿Suspendido o en suelo?

Cuando ya sabemos la medida de mueble, lo siguiente será decidir si el mueble va colgado o bien si lleva patas o va a suelo.

Esto dependerá de si queremos que haya espacio debajo del mueble, cuanta cantidad de espacio y el diseño en general que queremos darle.

Los muebles que van colgados son mucho más modernos, pero, sin perder elegancia, mientras que los que llevan patas o van a suelo son algo más clásicos.

Al estar el mueble suspendido permite que la limpieza sea mucho más rápida, sencilla y cómoda.

Los muebles con patas tienen mayor capacidad para almacenaje.

¿Cuánta capacidad de espacio necesitamos?

Si somos una familia numerosa por ejemplo lo ideal será tener al menos 3 cajones para almacenarlo todo.

En cambio si no tenemos que tener demasiado espacio de almacenamiento con uno o dos cajones será más que suficiente.

El estilo importa

¿Cuál es el estilo de nuestro aseo?, moderno, clásicos o vintage, rústico?.

Dependiendo del estilo elegiremos un tipo de mueble u otro.

¿Qué tipo de lavabo queremos?

El tipo de lavabo que queramos también es decisivo a la hora de elegir el mueble, si se trata de un lavabo encastrado en el mueble o va sobre una encimera.

Si tenemos espacio suficiente, podemos colocar doble lavabo o doble seno.

¿Cómo instalar un mueble de baño correctamente?

Una vez hemos comprado nuestro mueble y debemos colocarlo debemos tener mucho cuidado, os dejamos unos consejos con los que instalarlos correctamente:

Instalar un mueble de baño suspendido

Los muebles o lavabos suspendidos tienen una colocación algo más compleja que los de suelo, es recomendable contar con un profesional para instalarlos.

Lo primero que debemos hacer siempre es cerrar la llave del agua y disponer de espacio para el montaje.

Seguiremos paso a paso las instrucciones del fabricante del mueble.

Este tipo de muebles van anclados a la pared por medio de pletinas.

Cuando se han colocado los herrajes en el mueble y pletinas en la pared es colocado con cuidado sobre los mismos.

Instalar un mueble con patas

Los muebles con patas no van colgados de la pared, se apoyan en el suelo, por lo que su montaje e instalación son mucho más sencillos.

Para colocarlos debemos hacerlo sobre una superficie lisa.

Seguiremos paso a paso las instrucciones del fabricante para su montaje.

Una vez montado debemos colocar la grifería y desagüe, algo para lo que tenemos que valorar ayuda profesional.

Una vez colocadas, el mueble es fijado con silicona a la pared.

En Duchalia somos especialistas en ayudarte a elegir el mueble de baño que mejor se adapta a tu estilo y necesidades, además de colocarlo y montarlo de forma profesional.

Si necesitas ayuda y deseas más información contacta con nosotros, te ayudaremos a elegir y montar, instalar el mueble correctamente.


instalar mampara de ducha

Instalar mampara de ducha correctamente

Instalar una mampara de ducha te permite además de realizar su limpieza y uso con mayor comodidad, ahorrar espacio y ofrecer una solución para tu baño mucho más elegante y sencilla.

Si has decidido colocar una ducha y no sabes como instalar la mampara, te contamos una serie de consejos para colocarla correctamente, toma nota:

A la hora de cambiar la mampara de la ducha o instalarla lo más recomendable es contar con un profesional de confianza para instalarla sin ningún problema y con el mejor resultado.

Gracias a un profesional tendremos nuestra mampara colocada en un solo día, sin esperas y pudiendo usar nuestra ducha en unas horas.

Si sea por la razón que sea la vamos a instalar o colocar nosotros mismos, debemos tener mucho cuidado en la instalación, paciencia y los siguientes consejos:

Consejos para instalar mampara de ducha

Lo primero es asegurarnos de haber tomado las medidas correctamente, cada modelo es diferente y ahorraremos dinero en portes y tiempo.

  1. Revisar la mampara nueva nada más comprarla para comprobar que no tenga desperfectos y esté en perfectas condiciones, algo que facilitará su instalación.

Lo primero que debemos de hacer es revisar la mampara antes de ponernos a colocarla.

2. Colocaremos los marcos de aluminio de la mampara o soportes, siguiendo las indicaciones del manual.

Es muy importante colocar los marcos de aluminio correctamente, ya que en ellos irá instalada la mampara de cristal.

3. Encajar el vidrio de la mampara dentro de los perfiles, quedando perfectamente fijados y sujetos.

Dependiendo del modelo de mampara irá atornillada por un extremo u otro, cada una tiene un tipo de sujeción distinta.

4. Colocar las gomas, en caso de llevarla

Las puertas correderas llevan unas gomas para mejorar la amortiguación de su cierre y evitar que el agua salga.

Debe colocarse por los perfiles de aluminio, dependiendo del modelo de mampara escogido.

5.  Sellar con silicona

La silicona permite fijar los perfiles de la mampara a la pared, quedando perfectamente sellada.

Debemos asegurarnos que la silicona sea a poder ser con resistencia a la humedad y anti-moho.

Evitando así que aparezcan manchas con el paso del tiempo y se acabe oscureciendo.

La silicona una vez aplicada en los perfiles de la mampara durante al menos un día entero, no debe tocarse ni moverse.

Tras su secado ya podemos abrir y comenzar a usar nuestra nueva ducha.

Instalar una mampara en nuestra ducha no es tarea fácil, requiere de experiencia y sobre todo de mucho cuidado, ya que un error podría provocar su rotura.

¿Necesitas ayuda para colocar o instalar tu mampara de ducha?, contacta con nosotros y te informaremos de como elegirla y colocarla correctamente.